El Chorro de arena: descubriendo sus usos y beneficios

El chorro de arena es un tipo de tratamiento empleado en superficies tanto metálicas como de madera, para su limpieza o preparación de estructuras para la aplicación de un tratamiento posterior, como es el caso de la pintura industrial.

El chorro de arena es un tipo de sistema ideal para la rehabilitación o limpieza de fachadas o edificios, ya que sus resultados son duraderos y efectivos, incluso previniendo la oxidación e incrementando la resistencia a la corrosión.

A través de un chorro de arena a presión, la suciedad y residuos de la superficie, esta queda totalmente limpia y lijada, sin que sufra daños o desperfectos, incluso en superficies más delicadas, como las de madera o vidrio. El grosor del grano y el tipo de arena a emplear dependerá de los resultados que se desean.

Los usos más comunes de este tipo de tratamiento son:

  • Eliminación de pintura o restos en diferentes acabados
  • Pulición de materiales opacos, vidrio y acrílicos
  • Limpieza de equipos, engranajes y maquinaria industrial
  • Eliminación de grafitis
  • Matizar a materiales no ferrosos

Entre los beneficios más destacados y eficaces que ofrece la limpieza con chorro de arena en fachadas:

• Resultados uniformes gracias a la acción mecánica
• Escaso mantenimiento a lo largo del tiempo
• Mayor adherencia en el revestimiento industrial

En la aplicación de este tipo de tratamiento se necesita el empleo de maquinaria y técnicas específicas, por ello, hablamos de un trabajo que exclusivamente puede ser ofrecido por verdaderos profesionales en el sector, que cuentan con la experiencia, la formación y el empleo de medidas de seguridad oportunas, dependiendo el caso.

Tras analizar la superficie a tratar, el material del que está compuesto y el estado en el que se encuentra, se establece la técnica concreta para obtener los resultados deseados.

https://www.andullanadepinturas.es